¿Por qué los perros odian al cartero?

¿Por qué los perros odian al cartero?

No solamente es el uniforme. No se queden con la idea de que los perros son rebeldes porque le gruñen a todas las formas de autoridad. Ellos de alguna manera ya lo tienen grabado en su genes, pues están programados para defender su territorio. Un territorio canino típico incluye una madriguera y sus alrededores, en los cuales el perro puede cazar su comida (en otras palabras, su casa y su jardín). Cualquier invasión a su territorio enciende una alarma en la cabeza del perro diciendo: “debo proteger mi madriguera y a los miembros de mi familia, debo mantener al resto de la manada segura”.

En el caso del cartero este escenario es mostrado diariamente. El cartero se acerca a la casa y se aproxima al buzón, el perro ladra y gruñe, el cartero deposita el correo y se va. Marcador: perro 1, cartero 0. Así es como el perro lo ve. En su mente ha logrado ahuyentar al intruso y por lo tanto la conducta será repetida con cualquier otra persona que intente entrar en su territorio.

Para poner un fin a esta conducta, es importante presentar al cartero con tu perro para que él pueda conocerlo y hacerse su amigo. Ponle la correa a tu perro cuando el cartero llegue a tu hogar, lleva a tu perro a que lo conozca, procurando que esté contento y relajado cuando los presentes. De esta manera, si el perro ve que el cartero no es una amenaza para ti o algún miembro de la familia, no tendrá que defender la casa de este “invasor”. Dale al cartero un par de premios o botanas Pedigree (Biscuits o Tuetanitos funcionan muy bien) para que se las dé a tu perro, con esto logrará sellar su nueva amistad.

Por: Enrique Alvarez y Román Delgado